sábado, 28 de agosto de 2010

1940-1979: UK. MILLONES DE PERSONAS FUERON UTILIZADAS EN EXPERIMENTOS CON ÁNTRAX Y OTRAS BACTERIAS

http://www.guardian.co.uk/politics/2002/apr/21/uk.medicalscience

Millones de personas en las pruebas de guerra bacteriológica.

Gran parte de Gran Bretaña fue secretamente expuesta a las fumigaciones con bacterias.

Información de The Guardian. 2002 ver aquí 

Antoni Barnett. 21/Abril/2001

El Mº de Defensa convirtió gran parte del país en un laboratorio gigante para llevar a cabo una serie de pruebas secretas de guerra bacteriológica entre el público. Un informe del gobierno, que acaba de publicarse, proporciona, por primera vez, una historia oficial completa de los ensayos de armas biológicas en Gran Bretaña entre 1940 y 1979.

Aunque los detalles de algunos juicios secretos han surgido en los últimos años, el informe, de 60 páginas, revela nueva información sobre más de 100 experimentos secretos. El informe revela que el personal militar fueron informados de decirle, a cualquier "investigador curioso", que los ensayos formaban parte de proyectos de investigación sobre el clima y la contaminación del aire. 

Las pruebas, llevadas a cabo por científicos del gobierno en Port Down, fueron diseñadas para ayudar al Mº de Defensa a evaluar la vulnerabilidad de Gran Bretaña si los rusos lanzasen gérmenes mortales en el país. En la mayoría de los casos, en los ensayos no se utilizaron armas biológicas, pero los científicos creían que las alternativas imitarían la guerra bacteriológica y que, el Mº de Defensa, afirmaba que eran inofensivos. Pero, en determinadas zonas del país, las familias que tenían hijos con defectos de nacimiento, están exigiendo una investigación pública.

Un capítulo del informe, 'El fluorescente de partículas Trials', revela cómo entre 1955 y 1963, los aviones volaban desde el noreste de Inglaterra a la punta de Cornualles (a lo largo de las costas sur y oeste), dejando caer grandes cantidades de sulfuro de zinc cadmio entre la población. El producto químico viajaba millas tierra adentro, y la fluorescencia permitía monotorizar la propagación. En otro ensayo, con sulfuro de zinc cadmio, un generador fue remolcado a lo largo de una carretera cerca de Frome, en Somerset, donde arrojó producto químico durante una hora.
 
Si bien el Gobierno ha insistido en que el producto químico es seguro, el cadmio es reconocido como causa de cáncer de pulmón y, durante la Segunda Guerra Mundial, fue considerado por los Aliados como arma química.
 
En otro capítulo, 'Gran área de cobertura Trials', el Mº de Defensa describe cómo, entre 1961 y 1968, más de un millón de personas a lo largo de la costa sur de Inglaterra, de Torquay, New Forest, fueron expuestas a bacterias como E. coli y Bacillus globigii, que imitan al ántrax. Estas emisiones provenían de un barco militar, el Icewhale, anclado en la costa de Dorset, que roció los micro-organismos en un radio de 5 a 10 millas.
 
El informe también revela detalles de los ensayos en el sur de Dorset DICE entre 1971 y 1975. En ellos participaron científicos militares de EEUU y Reino Unido y pulverizaron en el aire grandes cantidades de bacterias Serratia marcescens, con un simulador de ántrax y fenol.
Bacterias similares se publicaron en "Los Juicios Sabotaje"entre 1952 y 1964. Estas fueron las pruebas para determinar la vulnerabilidad de los grandes edificios del gobierno y del transporte público a los ataques. En 1956, las bacterias fueron lanzadas en el metro de Londres, al mediodía, a lo largo de la línea del Norte entre Colliers Wood y Tooting Broadway. Los resultados muestran que el organismo se dispersó unas 10 millas. Test similares se llevaron a cabo en los túneles y se ejecutaron en los edificios gubernamentales en Whitehall. 

En los experimentos realizados entre 1964 y 1973, adjuntaron los gérmenes implicados en las roscas de telarañas en las cajas, para comprobar cómo los microbios podrían sobrevivir en ambientes diferentes. Estas pruebas se llevaron a cabo en una docena de lugares en todo el país, incluyendo West End de Londres, Southampton y Swindon. El informe también da detalles de otras pruebas en más de una docena de campos más pequeños, entre 1968 y 1977.
 
En los últimos años, el Mº de Defensa ha encargado a dos científicos examinar la seguridad de estas pruebas. Ambos informaron que no había riesgo para la salud pública, aunque sugirieron que los ancianos o las personas que sufren de enfermedades respiratorias, pueden ser gravemente perjudicados si se inhala una cantidad suficiente de micro-organismos
 
Sin embargo, algunas familias en las zonas que soportaron el peso de las pruebas secretas, están convencidas de que los experimentos llevaron a sus niños a sufrir defectos de nacimiento, impedimentos físicos y problemas de aprendizaje.


David Orman, un oficial del ejército de Bournemouth, está exigiendo una investigación pública. Su esposa, Janette, nació en East Lulworth, en Dorset, cerca de donde se llevaron a cabo muchos ensayos. Ella tuvo un aborto involuntario, y luego dio a luz a un hijo con parálisis cerebral. Las tres hermanas de Janette, también nacieron en el pueblo, mientras que las pruebas se llevaron a cabo, también dieron a luz a niños con problemas sin explicación, al igual que varios de sus vecinos.

La autoridad sanitaria local lo ha negado, pero Orman cree lo contrario. Él dijo: "Estoy convencido de que algo terrible ha sucedido. La aldea era una comunidad muy unida y, de haber tantos defectos de nacimiento en tan corto espacio de tiempo, tiene que ser más que una coincidencia".

Los sucesivos gobiernos han tratado de mantener los detalles de las pruebas de guerra bacteriológica en secreto. Mientras que los informes de un número de ensayos han surgido a través de la Oficina de Registros Públicos, en este último informe, el Ministerio de Defensa (que fue lanzado a la liberal-demócrata Norman Baker MP) da la versión oficial más completa de los ensayos de armas biológicas. Baker dijo: "Acojo con satisfacción el hecho de que el Gobierno, finalmente, ha dado a conocer esta información", pero pregunta "por qué ha tardado tanto tiempo". Es inaceptable que el público fuera tratados como conejillos de indias sin su conocimiento, y quiero estar seguro de que es verdad lo que el Mº de Defensa afirma sobre que estos productos químicos y bacterias estaban a salvo.

El informe de Mº de Defensa remonta la historia de la investigación del Reino Unido en la guerra bacteriológica, desde la Segunda Guerra Mundial, cuando Porton Down produjo cinco millones de tortas de ganado llenas de las esporas de ántrax mortales que habrían sido pasadas Alemania para matar a su ganado. También da los detalles de los experimentos de ántrax infames sobre Gruinard, en la costa escocesa, que dejó la isla tan contaminada, que no ser habitada hasta finales de los años 80.

El informe también confirma el uso de ántrax y otros gérmenes mortales en las pruebas a bordo de barcos en el Caribe y la costa de Escocia durante la década de 1950. El documento dice: "la aprobación tácita de los ensayos por el público que fué expuesto, estuvo fuertemente influida por consideraciones de seguridad y de defensa para, obviamente, restringir el conocimiento público. Un corolario importante de esto fue la necesidad de evitar alarma social e inquietud por la vulnerabilidad de la población civil a un ataque de Guerra Biológica".

Sue Ellison, portavoz de Porton Down, dijo: "informes independientes realizados por eminentes científicos han demostrado que no había peligro para la salud pública en estas emisiones que se llevaron a cabo para proteger al público". "Los resultados de estos test salvará vidas si el país o nuestras fuerzas hacen frente a un ataque de armas químicas y biológicas". Preguntado sobre si las pruebas se siguen llevando a cabo, dijo: "No es nuestra política discutir investigaciones en curso".
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario