domingo, 29 de agosto de 2010

2004: THE PALM BEACH POST. EL CONTROL CLIMATOLÓGICO DE LOS HURACANES

http://www.palmbeachpost.com/opinion/content/opinion/epaper/2004/10/07/a18a_versteeg_1007.html

¿PODRÍA EL SER HUMANO CONTROLAR HURACANES?

Por Jac Wilder Versteeg
Palm Beach Post Editorial Escritor
Jueves, 07 de octubre 2004


El mes pasado, en este espacio, expliqué por qué es moralmente aceptable desear que los huracanes golpearan a alguien más. La gente común no puede crear o controlar huracanes, aunque, viendo el enfoque de Jeanne, desearía que nunca hubiera forma alguna de dirigirlos.

Ahora viene el Scientific American de octubre con este artículo en portada: “El control de los huracanes. Modos de domesticar a las tormentas más destructivas de la Naturaleza".

El artículo, de Ross N. Hoffman, dice que es “científicamente factible hacer a los huracanes más débiles o cambiar el rumbo de una tormenta para evitar las áreas pobladas". “Si el control meteorológico realmente da resultados para trabajar en algún punto en el futuro”, escribe el autor, "esto causaría serios problema políticos. ¿Que pasaría si la intervención de un huracán daña el territorio de otro país?. Y, aunque el empleo de la modificación meteorológica como arma, fue prohibido por la ONU, algunos países podrían sentir la tentación".

El punto básico es que un mayor control de la naturaleza implica una responsabilidad mayor moral. Si bien, mucho logros científicos han sido usados hacer un gran bien, también han sido utilizados para infligir un gran daño. La sabiduría NO siempre va unida a los conocimientos científicos. Incluso, más desalentador, es que la sabiduría y las buenas intenciones tienen que ser universales. Muchos países usan la energía nuclear plácidamente. Hay motivos para preocuparse sobre la intención de como van a utilizarla Irán y Corea del Norte.

Pero, francamente, una vez que Frances y Jeanne estuvieron aquí, e Ivan y Charley en otras partes del estado (Florida), estoy listo para que los conocimientos del huracán lleguen tan rápidamente como sea posible. Lástima que el Dr. Hoffman diga que, probablemente, un control significativo se encuentre a décadas de distancia. Él notó que, en 1960, el Proyecto Stormfury intentó, sin éxito, debilitar huracanes sembrando nubes cerca de la pared de ojo.

Entonces, ¿cómo piensa el Dr. Hoffman que los científicos puedan controlar los huracanes?. Primero, aquí está por qué piensa que los científicos pueden controlar los huracanes. Los huracanes operan de acuerdo a normas. Pero parecen aleatorias y caóticas, porque son muy complejas. Pequeños cambios tienen grandes consecuencias en el futuro. La complejidad y sensibilidad de los huracanes los hacen endiabladamente difíciles de predecir. Como puede atestiguarlo cualquiera de nosotros que vimos, con temor, como el curso del huracán Jeanne se desplazó al oeste.

El problema es que todavía no hay ninguna manera de medir con exactitud un montón de cosas que se necesitan para saber identificar la ruta del huracán y la intensidad. ¿Cuál es la temperatura de agua? ¿Cómo de húmedo o seco está el aire? ¿Qué pasa con las "crestas" que aparecen - o hacia abajo - para hacer girar al huracán?. Sin una imagen muy precisa del huracán, en este momento, no podrá usted obtener una imagen demasiado precisa del lugar donde el huracán se encontrará en tres o cinco días. Una metedura de pata por una pequeña suposición, y Jeanne golpeará Florida en vez de balancearse al norte a cierta distancia de la costa. Pero la sensibilidad extrema también quiere decir que, “leves y pequeñas entradas aplicadas a un huracán, podrían generar efectos poderosos que podrían influir en las tormentas, ya sea dirigiéndolos lejos de los centros de población o reduciendo la velocidad del viento”.

El artículo propone varias maneras para que los científicos puedan alterar un huracán. Todavía hay cierta esperanza de que la siembra de nubes podrían descargar la pared del ojo que necesita para reforzarse. Estaciones de energía solar orbitales de Tierra podrían ser usadas para emitir microondas, cerca o en la tormenta, controlando el calor en momentos diferentes, dirigiendo o debilitando el huracán. Ordenar aviones para volar a lo largo de ciertos caminos podría dejar las nubes cubiertas de contrails que afectaran a la tormenta.

O, y esto es mi favorito porque es algo que casi puedo entender, los científicos podrían extender una mancha de aceite biodegradable delante de la tormenta. El aceite reduciría la evaporación, cortando el combustible que hace que se intensifiquen las tormentas.

En una simulación de ordenador basada en datos del Huracán Andrés, que se llevó las secciones de Condado de Miami-Dade en 1992, el Doctor Hoffman encontró que, si hubiera habido algún modo de refrescar algunas partes del huracán, podría haberse reducido por debajo de 56 millas a la hora. En la vida real, Andrew fue un huracán de categoría 5, con vientos por encima de 155 kilómetros por hora.

La capacidad científica para controlar huracanes impondría nuevas cargas morales. Pero si los humanos pudiesen controlar las tormentas para proteger la vida y la propiedad, ¿no existe una obligación moral para aprender?...

Jac Wilder Versteeg
7 de octubre de 2004


En otra breve pero interesante información se hacen eco de la siguiente noticia:

http://www.palmbeachpost.com/blogs/content/shared-blogs/palmbeach/stormblog/entries/2009/05/18/hurricane_hunter_plane_headed.html

AVIÓN CAZAHURACANES PREPARADO PARA LA GOTA EN BAHAMAS.

En un aviso especial tropicales a las 7:35 pm de esta noche, el  Centro Nacional de Huracanes rodeó con un círculo amarillo la "gota" al sur de las Bahamas centrales y dijo que tiene "menos del 30% de posibilidades" de convertirse en un ciclón tropical en las próximas 48 horas.


"Es posible algún lento desarrollo durante hoy y mañana, avanzando hacia el norte a 10 o 15 millas por hora", dijo el asesor. Un avión cazahuracanes, de la reserva de las Fuerzas Aéreas investigará el asunto el martes, si fuera necesario. Existe una pequeña posibilidad de que este sistema se convierta en un ciclón tropical en las próximas 48 horas". Una especial perspectiva sobre este tema será publicada el martes por la mañana.

By Charles Elmore  
18 de mayo de 2009 - 08:17 PM

No hay comentarios:

Publicar un comentario